Por Cristian Muñoz. Fotografías de Paula Carubba
Revista Chile: Costa Magazine.
Número 90. Mayo 2017

En España y gran parte de Europa su voz es un referente seguro del jazz, de fresca y libre improvisación. Melodías de todo el mundo son interpretadas con alegres colores en portugués, inglés, inclusive en africano, por Tata Quintana, una ciudadana del mundo que ha dedicado su vida a expandir las fronteras del canto y la creación a través del instrumento más sublime de todos: la voz. Lugares tan remotos como Madrid y Nueva York, Lisboa o la selva amazónica, o el mismo Perú y una que otra tribu africana, han formado parte del recorrido de esta española nacida en Logroño, La Rioja, “un camino con más curvas de las que debería haber tenido”, confiesa.

Seguir leyendo