Castellón Diario
Año X 1990. Número 4.072

 

El pasado fin de semana actuó en el “Café del Mar” una voz muy representativa y valorada del actual jazz internacional, Tata Quintana. Tanto el viernes como el sábado se pudo disfrutar en este club escuchando una colección de temas bien escogidos y excelentemente interpretados.

La voz de Tata es cálida y repleta de matices, sin buscar el alarde fácil y trabajando seriamente las posibilidades de cada armonía. Tata Quintana deleitó al público con temas standars muy conocidos como “Moody’s in love” y las más bellas bossa-novas. Incluso obsequió a todos los asistentes con una sorprendente versión del bolero “Contigo aprendí”, perfectamente conducido por los entresijos de los esquemas más puramente jazzísticos.

El cuarteto de Tata Quintana lo completaban el pianista Fabio Milano, ya conocido por los aficionados castellonenses y que es merecedor de los mayores elogios artísticos, de origen italiano y residente durante años en Canadá, actualmente vive en España y por ello suele visitar con cierta frecuencia los escenarios del mayor jazz nacional. Su compenetración con la voz de Tata fue, en todo momento, impecable, pese a no haber tenido hasta ahora continuidad en sus colaboraciones musicales. Su estilo, claramente evocador de los grandes pianistas como Bill Evans o Bud powell, supo impregnar, tanto como mero soporte como ejecutando brillantes solos, el clima intimista que la voz de Tata requiere. Al contrabajo estuvo Richi Ferrer y a la batería Carlos González, demostrando los dos un gran estilo y dominio de los secretos del jazz.

 

CastellonDiario-TataQuintana-clasesdecanto